octubre 10, 2007

Diferencias con el Campbell

Aunque hoy por hoy ya se da por sabido que un hámster ruso es un hámster ruso y uno de Campbell es de Campbell, hace mucho tiempo lleve a cabo la traducción de un articulo que explicaba claramente las diferencias físicas entre ambos y que podéis encontrar en http://www.hamster-ruso.es, con fotos aclaratorias para que podáis entenderlo con más detalle.
He querido ampliarlo con las diferencias de comportamiento que existen también para que podamos tener una idea clara de qué tipo de hámster enano hemos adquirido en la tienda.


" El hámster ruso y el de Campbell comparten no sólo el término Phodopus sino además el mismo número de cromosomas, con lo cual se han producido una gran cantidad de mezclas en el mercado que nos hacen muchas veces no poder diferenciarlos.
Cuando un hámster ruso y un hámster ruso de Campbell se juntan dan lugar a una "especie" intermedia no reconocida y difícil de clasificar en las razas puras llamada Hibridos.

La gran diferencia entre estas dos especies es el cambio de pelaje del ruso en invierno, transformándose en blanco su manto, y así los distinguió Klauss Hoffmann en dos subespecies: sungorus sungorus y sungorus campbelli, aunque como especies separadas no se reconocieron hasta 1967 (Phodopus sungorus y Phodopus Campbelli). Incluso hoy en día algunos ciéntificos y libros siguen utilizando la clasificación de Hoffmann manteniéndolos como dos subespecies.
Sin embargo, actualmente no es corriente que el ruso en cautividad presente cambio de coloración en invierno, con lo cual esta característica tan especial no puede ser tomada en cuenta a la hora de establecer diferencias entre uno u otro. "

DIFERENCIAS FÍSICAS:
- Anatómicamente:
"Físicamente el hámster ruso es más compacto en la forma que el ruso de Campbell, tiene los ojos más prominentes, una nariz romana y una espina dorsal curva hacia el reverso que le da un cuerpo en forma de huevo, con los hombros menos anchos. El Campbell presenta las orejas más visibles, esto es debido a que los rusos pueden mover las orejas hacia abajo, doblándolas, mientras que los Campbells no pueden hacerlo debido a que el soporte de sus orejas no se lo permite. Además los rusos tienen pelos dentro de las orejas y éstas son más redondeadas.
El hocico de los Campbells suele terminar en una curva convexa desde la línea horizontal del final del ojo hasta la punta de la nariz, dando la sensación de nariz respingona, mientras que en el ruso el hocico tiene forma de óvalo y no se da dicha curva."

- Colores del pelaje:
"Aunque la variedad de colores del Campbell sigue siendo envidiable por el ruso, existen varias tonalidades que pueden llevar a confusión.
El color normal del ruso es más gris claro que el color normal del Campbell, con menos tinte parduzco. El campbell carece de las líneas laterales negruzcas que delimitan la zona blanca de la barriga y en su capa superior el pelaje es gris amarronado. Los Campbells presentan una línea dorsal más delgada y definida y no presentan la mancha sombría sobre la corona de la cabeza que sí se puede distinguir en los rusos.
El color ópalo del Campbell se puede confundir a veces también con el color zafiro del ruso. Sin embargo, los grises del manto son distintos: mientras que el ópalo presenta un gris azulado, en el zafiro es un suave gris púrpura. La línea dorsal gris es más gruesa en el ruso y en el Campbell los arcos laterales tienden a tener un ligero tinte crema diferente al marfil de la barriga.
En cuanto a las tonalidades blancas, la confusión es menor dado que el Campbell el color blanco lo presenta el albino (ojos rojos), el blanco es de ojos negros y el ópalo perla. En cualquiera de los tres casos carecen de la línea gris dorsal, que sí presenta el ruso tanto en su color Perla (aunque de una forma más leve), como en su manto blanco de invierno."

- Géneticamente:
Como hemos dicho anteriormente, tanto el Campbell como el ruso comparten el mismo número de cromosomas, 28 para ser exactos, y de ahí su capacidad de interreproducirse. Sin embargo, existen diferencias en los cromosomas de uno y de otro, en cuanto a tamaño, grosor, forma..., que son las causantes de las diferencias físicas observables entre ellos. Cuando se produce una reproducción híbrida, las crías pueden presentar características comunes a una de las dos especies según el grado de hibridación que tengan.
Por supuesto, la genética del color también es diferente entre ellos, ya que en el ruso sólo tenemos 3 genes haciéndolo realmente fácil, mientras que en el Campbell se complica con los genes moteados y platino, 9 genes de mutación de color (dependiendo de cómo se tengan en cuenta), el gen de color agouti y los tres genes de manto (el satinado, el ondulado y el rex).

- Predisposición a ciertas enfermedades:
Los Campbells son muy conocidos por su vulnerabilidad respecto a la diabetes, una enfermedad hereditaria que suelen padecer y que les hace beber y orinar en exceso, aparte de disminuir su actividad. En los rusos se conocen muchos menos casos de diabetes y siempre que se presentan suelen ser con la edad.
Otro de los puntos débiles de los Campbells suelen ser los ojos, que pueden sufrir graves afecciones, como los glaucomas, llegando incluso a perder alguno de ellos tras un prolapso de éste.
Por el contrario, los hámsters rusos suelen estar más predispuestos a enfermedades de la piel como hongos o sarna. La mayoría de los machos rusos con el tiempo suelen sufrir infecciones en la glándula umbilical, que con una limpieza frecuente por parte nuestra o del veterinario en los casos más afectados no suele dar grandes problemas. La mayor consecuencia de la interreproducción la sufren los rusos debido a la posible distocia que sufren las hembras a la hora de dar a luz a los pequeños hibridos, pudiendo morir si no recibe atención veterinaria urgente.

DIFERENCIAS DE COMPORTAMIENTO:
- Convivencia y territorialidad:
Tanto el hámster ruso como el de Campbell suelen ser territoriales, aunque el ruso excede en este comportamiento al campbell, que es más permisivo en su convivencia con otros de su misma especie. No es sorprendente poder mantener juntos a 2 o más miembros del mismo sexo cuando hablamos de Campbell, mientras que al hablar del ruso solemos encontrarnos con más casos de peleas y su consecuente separación. Las dos especies establecen su jerarquía de convivencia, aunque el ruso dominante utiliza más veces la fuerza con su compañer@ de jaula.
Tanto hembras como machos Campbells suelen ser más sosegados y tolerantes en su vida común, incluso cuando el compañer@ es ruso.
En muchas webs inglesas puede leerse a menudo que durante la cría el Campbell es mejor padre que el ruso, ayudando mucho más a la hembra en el cuidado de l os pequeños.

- Trato con los humanos:
A pesar de que el caracter de un hámster no depende muchas veces de la especie a la que pertenezca, sí es cierto que muchos Campbell suelen ser agresivos con el ser humano. En estos casos, el animal es capaz de tirarse contra las rejas y morderlas, o ponerse a dos patas y "boxear" en cuanto sienten la proximidad de la persona a la jaula. En el ruso este tipo de comportamiento se ve menos y es posible corregirlo en breve con paciencia y acostumbrándolo poco a poco a nosotros. El Campbell que es dócil por naturaleza suele ser mucho más mimoso que el ruso a la hora de acariciarlo y manejarlo.
Se podría decir que el Campbell también es más miedoso que el ruso, huyendo enloquecidamente por la jaula con solo sentir nuestra presencia o volviéndose boca arriba y chillando en cuanto tratamos de acariciarlo por sorpresa.
Este caracter agresivo y asustadizo en los Campbells es díficil de corregir y permanece levemente durante casi todo el tiempo de nuestra convivencia con ellos.


Etiquetas:

2 Comments:

At 3:42 a. m., Anonymous Edgar said...

Yo acabo de adquirir un ruso hace 1 semana!

Es lo mejor!!carismático y bonito y todo!!

:D

entraré más seguido aquí :D

 
At 9:00 p. m., Anonymous Mindy said...

You write very well.

 

Publicar un comentario

<< Home